10 cosas que debes evitar hacer en una entrevista de trabajo

En nuestro día a día nuestros clientes y candidatos nos piden consejos sobre lo que “se debe” hacer en una entrevista, pero consideramos que es mejor evitar ciertas cosas que podrían quitarles oportunidad de tener una buena entrevista e incluso de continuar en una siguiente fase de un proceso de selección.

A continuación, los 10 errores que debes evitar hacer en una entrevista:

1) No investigar sobre la empresa

Luego de haber recibido la invitación para ser parte de una entrevista de trabajo hay tiempo suficiente y herramientas digitales para informarse sobre el rubro, crecimiento, servicios y /o productos de la compañía de interés. Con algunas preguntas como: ¿Por qué te interesa trabajar en esta compañía? O ¿Qué es lo que conoces sobre nuestra compañía?

Como reclutadores nos damos cuenta de inmediato acerca de cuánto conoces sobre la empresa y si te tomaste el tiempo suficiente para investigar. Esto puede generar una excelente o muy mala impresión de inicio. Recuerda que la primera impresión tiene un gran valor en el momento de la evaluación.

2) No saber presentarse en menos de 2 minutos

No saber presentarse en menos de 2 minutos podría significar que no has sido consciente de cuáles son tus fortalezas para mostrarte rápidamente como un candidato ideal. Evita recitar lo mismo que dice el curriculum ya que previamente fue leído por el reclutador.

Practica una presentación previamente en casa con un familiar o un amigo que te pueda dar feedback de manera que en el momento de la entrevista se vea espontáneo y dinámico.

3) Mostrar aburrimiento o poca energía

Una entrevista es generalmente coordinada con anticipación y nos da tiempo de poder descansar, repasar el curriculum y alistarnos con tiempo así como tomarnos el tiempo para mostrar una energía positiva y calmada. En lo posible, a pesar el tráfico y actividades que existen en nuestra vida cotidiana que nos pueden jugar en contra y generar nerviosismo y ansiedad, lo ideal es poder mostrar energía, confianza y disposición para responder con buena actitud hacia las preguntas que nos plantean y no transformar la entrevista en una reunión aburrida.

Tampoco sobreactúes porque se notará una actitud forzada y poco auténtica. Sonríe y procura crear empatía con el entrevistador. Muestra pasión por lo que haces y genera una buena impresión que se transforme en una conversación más que en un repertorio de respuestas.

4) Querer demostrar “que lo sabes todo”

Recuerda que el reclutador generalmente es un representante de recursos humanos o de un área técnica de la empresa y no necesariamente tiene la misma edad, experiencia profesional o grado académico que el candidato.

Tratar de subestimarlo o hacerle preguntas muy agresivas o difíciles podría generar antipatía y un sesgo en la evaluación. Hay que darle la misma importancia independientemente del puesto que tenga evitando querer demostrar saber mucho más de lo que pregunta. Responder de manera positiva, con información precisa y relevante será bien valorado por el reclutador.

5) Hacer preguntas sobre el salario

Si el reclutador aún no ha tocado el tema salarial en la entrevista evita realizar preguntas sobre el salario a ofrecer ya que es recomendable que esto se de por iniciativa del entrevistador. El director de RRHH en LinkedIn, Brendan Browne, cree que si existe un momento adecuado para ello, y no es en la primera entrevista. Browne considera que es preferible esperar a una fase posterior para hablar sobre el sueldo y explica que preguntar por la remuneración en el primer encuentro puede dar la impresión de que solo te interesa el dinero que vayas a ganar. “Pagamos bien, pero la gente se queda aquí porque nos ayudan a ejecutar decisiones muy importantes“, explica el empresario. “Si es lo más importante tal vez este no sea el lugar adecuado para ti“, señala.

6) Hablar mal de ex jefes, proveedores y/o clientes

En nuestra vida tenemos todo tipo de experiencias buenas, malas, excelentes o poco favorecedoras, sin embargo, cuando nos dan la oportunidad de opinar sobre experiencias laborales pasadas debemos enfocarnos en los aprendizajes positivos que nos ayudaron a evolucionar y crecer a pesar de los jefes o experiencias negativas que hayamos podido tener. Casi siempre hay experiencias que nos llevan a evolucionar y a no repetir errores.

7) No hacer preguntas

Cuando llega el momento de la entrevista donde el reclutador te da la oportunidad de hacer preguntas evitar decir que no tienes ninguna por hacer. Podría parecer que no tienes interés por saber más del puesto o de la empresa. Es una excelente oportunidad para resolver dudas, saber más del puesto e incluso conocer sobre cultura, costumbres y hábitos de la empresa.

8) No saber reconocer logros propios

     Como reclutadores queremos encontrar al talento que sobresale y cuando realizamos la pregunta sobre: ¿Cuáles son los logros que alcanzaste realizar en los últimos empleos? Esperamos que puedas ser capaz de responder cuáles fueron esos objetivos, metas y logros realizados. Si lo puedes expresar de manera numérica o en resultados a detalle te podría beneficiar por sobre otros candidatos. Por ejemplo:“logré duplicar la meta comercial del año con esta estrategia”, “Pude generar un ahorro en el presupuesto del año anterior realizando…”

9) No mostrar pasión por lo que haces

Una entrevista puede llegar a ser exitosa cuando vemos que el candidato muestra emoción y pasión por lo que hace y por la propuesta laboral que le ofrecemos. Debe ser capaz de convencernos que es la mejor opción para el puesto y que el contratarlo dará como resultado una mejor rentabilidad o logro de metas para el cliente y la compañía.Al contratar a una nueva persona no solo cubrimos una plaza sino que queremos encontrar talento que trascienda más allá del cargo.Siempre es ideal buscar que sea posible la evolución de la persona en el puesto y en la organización.

10) Exponer tu vida personal para conmover

En muchas ocasiones es posible que la falta de empleo genere cierta ansiedad y preocupación por obtener un puesto de trabajo. Sin embargo, no es recomendable tratar de conmover o manipular al entrevistador con la historia personal, familiar o económica ya que ocasionaría un sesgo poco objetivo en el proceso de selección. Muestra tus fortalezas y aptitudes y convence de que eres la mejor opción por tu experiencia y competencias. En esta era digital y llena de información podemos rescatar lo mejor de cada consejo que leemos ya que no hay una única forma de hacer las cosas. Siempre dependerá de la situación considerando que cada experiencia es única e irrepetible.

En base a mi experiencia como headhunter puedo decirte que mientras más auténtico y apasionado te muestres por lo que haces convencerás a cualquier entrevistador siempre y cuando hagan esa “conexión – match” para que todo fluya de manera espontánea. No solo te centres en la entrevista, mira el proceso como un todo y cuida los detalles desde el envío de tu cv  hasta como te comunicas en la llamadas de coordinación.

Todo suma!

#Nuncadejamosdeaprender

Escrito por:

Gabriela Guevara Soto – #LaHeadhunter

Gerente General de HCR

 

 

Compartir en

Envia tu comentario